Prostodoncia

¿En que consiste?


Consiste en reemplazar un diente, ausente o fracturado, por una prótesis que, dependiendo del caso, puede ser:


Prótesis dental removible, que es la que el paciente puede retirar y colocar de nuevo en la boca por si mismo.
Prótesis dental fija, cementadas o atornilladas, que necesitan ser colocadas o retiradas por un odontólogo.
Prótesis dental híbrida, que están compuestas por una parte fijada en la boca, y otra que el paciente puede retirar y colocar.



¿En qué casos se aplica?


Con excepción de las muelas del juicio, cualquier pérdida de dientes produce, antes o después, problemas que no sólo van a afectar a las demás piezas dentales, sino que también llegarán a implicar a los oídos, el estómago, el cuello o la articulación de la mandíbula.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies . OK Gracias | Más información